El papel bond es aquel hecho con pasta de celulosa y los reciclados son los obtenidos de fibras recuperadas de papel. En cambio, el papel ecológico es el resultado del blanqueamiento realizado para el papel blanco y el papel reciclado, el cual no causa un gran impacto medioambiental.


El papel reciclado no es obtenido de la madera de los árboles. En realidad, es el resultado de recuperar papel usado molido. Es importante diferenciar entre el papel desechado por las fábricas y aquel que ya ha sido utilizado por el consumidor; este último es recuperado y recogido para destintarlo a través de un proceso para darle una segunda vida.


No es de sorprender que se confundan los términos reciclado y ecológico. Sin embargo, entender sus diferencias es sencillo. El papel ecológico es un papel elaborado con procesos que respetan el medio ambiente y, por lo general, son blanqueados con oxígenos o derivados. 


Es fibras usadas para este tipo de papel pueden ser tanto vírgenes como recicladas a diferencia del reciclado donde siempre son de segundo uso.


Estos papeles ofrecen la misma calidad que el clásico papel blanco gracias a las nuevas tecnologías y procesos de fabricación empleados. En la calidad de impresión tampoco hay diferencias por lo que ofrecen la misma definición sobre el papel.


Si necesitas realizar una impresión en los papeles de mayor calidad y con la mejor definición, acércate a Fábrica de Ideas donde podremos ayudarte con mucho gusto.